Lo que pasó… ¡Y lo que queda por pasar!

noviembre 19, 2006

Luego de poco más de un mes sin escribir, vuelvo haciendo un recuento de lo ocurrido, sabiendo que todo lo que ha pasado no es nada comparado a lo que se viene hasta a fin de año.

Comencemos porque a Lula lo reeligieron, no fue en primera vuelta, pero la verdad que no pasó ningún susto. Si bien le critican que el país está un poco estancado y que no ha hecho reformas estructurales, tampoco lo ha hecho mal, y además salió bien librado del papelón de la nacionalización del gas en Bolivia, donde al final consiguió un acuerdo bastante ventajoso.

Lo que no termino de entender de Lula es su afinidad con Chávez, sin duda la personalidad que más claramente disputa la eterna ambición brasilera de liderar América Latina y que además le hizo la mala jugada de la nacionalización abrupta en Bolivia. Y con todo eso, ahí estaba Lula en Venezuela la semana pasada, inaugurando un puente y haciendo campaña a favor de Chávez. Es verdad que el puente costó 1200 millones de dólares, y que fue adjudicado directamente a una empresa brasilera como muchos otros negocios en el país, pero no se, que solo sea clientelismo no me cuadra.

Hablando de la campaña en Venezuela, Chávez está haciendo las trampas de siempre, utilizando bienes del estado y actos públicos para hacer campaña descaradamente, pero lo que es peor, siguen las amenazas a los trabajadores públicos y a cualquier otro “disidente” de ser discriminado por el gobierno como ya ocurrió durante el referéndum, y para muestra un botón, primero, el discurso del Ministro de Energía y Minas (y presidente de la petrolera PDVSA) amenazando a los trabajadores que no sean “revolucionarios”, y luego el discurso de Chávez apoyando al discurso del ministro.

Por supuesto, tampoco es ajeno a realizar inauguraciones justo antes de las elecciones, algo que en casi cualquier parte del mundo es ilegal, en Venezuela no porque la Asamblea Nacional (íntegramente Chavista) casualmente no ha reglamentado las limitaciones que tiene el presidente cuando participa en una reelección. Vean la inauguración de lo que son prácticamente las únicas obras de la “revolución”, el puente que inauguró con Lula la semana pasada y que estaba listo desde hace 4 meses, el Metro de Los Teques (con viaje gratis hasta enero), el Tren del Tuy (con viaje gratis hasta el 31 de diciembre) y el Metro de Valencia (también con viaje gratuito), inaugurado antes de tiempo para que sirviera a la campaña.

¿Pero por qué tanto lío?… porque hay un buen candidato de la oposición, Manuel Rosales, aunque por supuesto, si está contra Chávez, debe ser el candidato del imperio. Aparentemente aún no llegaría a ganarle, pero está muy cerca y aún queda 1/2 mes de campaña. Esperemos que este 3 de diciembre los venezolanos voten por sacar a Chávez del poder, y que de ocurrir, esos resultados sean respetados.

En el campo internacional Chávez está obteniendo resultados mixtos, les fué muy mal en la ONU, donde terminaron renunciando a la candidatura luego de arruinar las opciones de Guatemala, que a diferencia de Venezuela, había llevado adelante su campaña de una forma seria y por eso ganó en todas las votaciones menos 1, que fue empate (aunque no logró en ninguna la cantidad necesaria de votos) y en Ecuador al candidato de Chávez no le está yendo bien (enfrenta pronto la 2da vuelta). Por otro lado,  ganó Ortega en Nicaragua, reivindicando la intervención de Chávez en los asuntos de otros países, y esto representa un gran triunfo para él y para Fidel.

Un dato interesante es que en la ONU ha estado circulando este video del embajador de Venezuela ante el organismo, y es uno de los motivos del papelón en el que desembocó la candidatura llanera.

En Perú las cosas están más tranquilas, Alan cumplió sus 100 primeros días de gobierno sin pena ni gloria, manejando hábilmente cualquier problema de imagen (como el de su hijo fuera del matrimonio, donde mostró que es mucho mejor político que su antecesor Toledo) y haciendo propuestas relativamente intrascendentes para ganar popularidad (como las propuestas de pena de muerte) mientras las cosas siguen a su ritmo. Si algo se puede decir a su favor, es que el gobierno parece ser más ordenado que en su anterior período, que está llevando las negociaciones del TLC con EEUU de una forma seria y, por supuesto, que aún no arruina al país por 2da vez!

Otro tema positivo en Perú es que en las elecciones para alcaldes y gobernadores de hoy han desaparecido las propuestas anti-sistema (si, Humala) y que la población parece haber votado de forma más madura por una gama de movimientos regionales que esperemos sepan aprovechar el crecimiento de la economía para llevar bienestar a sus regiones.

Bueno, dejo hasta acá el recuento para poder continuar en los próximos días.

Hasta la próxima,

Winston.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: